El pleno del Congreso aprobó ayer el nuevo Estatuto de Autonomía de Canarias tras casi tres años de trámite en la Cámara Baja. La reforma pasará ahora al Senado, previsiblemente sin modificaciones, desde donde irá de nuevo al Parlamento regional para su ratificación definitiva.

Las principales novedades del texto son el blindaje del REF, la reforma del sistema electoral y un mayor autogobierno.

El objetivo es que entre en vigor antes de fin de año.