El pleno del Congreso aprobó instar al nuevo Ejecutivo a negociar un calendario de subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) con patronal y sindicatos para adaptarlo a la recomendación de la Carta Social Europea y que se sitúe en el 60% del salario medio neto.

Esto significaría pasar de los 655,20 euros mensuales a alcanzar los 1.400 del entorno europeo.