El Congreso aprobó el pasado martes el proyecto de Ley de segunda oportunidad con medidas para exonerar deudas a particulares y pymes o la extensión de la deducción de 1.200 euros anuales. El proyecto de Ley seguirá ahora su tramitación en el Senado.

Varias enmiendas permiten que los exonerados a través de esta ley sólo tengan que devolver sus deudas, tras cinco años en casos excepcionales y fortuitos, como una herencia no prevista o premios de lotería y de juegos del azar.

Otra enmienda aprobada contempla aumentar la protección a los colectivos más vulnerables para que queden exentos de las cláusulas suelo de los préstamos hipotecarios.

La normativa contribuirá a aligerar la deuda del sector privado.

Grupos de la oposición lamentaron que no se incluya en el mecanismo de segunda oportunidad las deudas públicas con Hacienda y la Seguridad Social.