La estiba espera cerrar un acuerdo con la patronal Anesco la próxima semana, poniendo fin al conflicto generado por el real decreto-ley para liberalizar el sector.

Los delegados de la Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar (Cetm), respaldaron ayer el principio de acuerdo logrado con la patronal.

Anesco (Asociación Nacional de Empresas Estibadoras y Consignatarias de Buques) es el interlocutor de los sindicatos del sector en la negociación, después de que las empresas asociadas rechazaran un cambio de los estatutos que iba a dejarla sin representatividad para la negociación colectiva.

Ambas partes volverán a reunirse el próximo 1 de junio para intentar cerrar un acuerdo definitivo, permitiendo de esta manera a los sindicatos suspender la totalidad de los paros (aún siguen convocadas tres jornadas de huelga).

El coordinador general de la Cetm, Antolín Goya, señaló ayer tras la asamblea, que ha obtenido el respaldo de los afiliados a la posición, la estrategia y el trabajo realizado hasta ahora.

La asamblea ha marcado los pasos a dar en la siguiente etapa del proceso negociador que constaría de dos fases: una referida a los acuerdos con la patronal y un convenio colectivo estatal y la otra al desarrollo del reglamento del decreto-ley.

Los objetivos de la asamblea de la Cetm son la garantía del mantenimiento de todos los puestos de trabajo, la participación de los estibadores en la formación para los nuevos ingresos, la transformación de las sociedades anónimas de gestión de trabajadores portuarios y el compromiso de las empresas de permanecer en los centros portuarios de empleo. Además, se debe garantizar la contratación del 100% de los turnos y no del 75% y del 50% como fija el real decreto-ley.