El comercio marítimo español creció hasta los 338,3 millones de toneladas (Mt) en 2015, un 4,1% más respecto al mismo periodo del año anterior.

Todos los tráficos han experimentado aumentos en sus cifras, siendo el más notable el de los graneles sólidos que ha sumado 90,1 Mt, un 9,3% más que en 2014.

En segundo puesto se encuentra el de mercancía general, que ha registrado un incremento del 4,5%, hasta los 111,9% Mt.

Los graneles líquidos han supuesto el 40,3% del tonelaje total del comercio marítimo español, la carga general el 33,1% y los graneles sólidos el 23,6%.

La flota mercante controlada por empresas navieras españolas ascendió hasta los 209 buques en el año 2015, un incremento del 5,1% en el tonelaje bruto. De esta manera, parece que se frena el progresivo descenso de esta flota, que entre los años 2007 y 2014 perdió 86 buques.