El tirón de las compras iniciado con el Black Friday se mantuvo durante el puente de la Inmaculada, con una elevada afluencia de público y un nivel de gasto significativo.

El sector prevé que se cumplirán las previsiones de crecimiento de ventas del 8% estas navidades, que serán las mejores de la crisis.

Varios factores explican estas optimistas previsiones del sector comercial. El más destacado es la confianza ciudadana en la situación económica  que ha vuelto esta Navidad tras ocho años de crisis.

Otro factor es la devolución de la paga de los funcionarios, que pondrá en circulación casi 30 millones de euros en el Archipiélago.

La buena marcha del sector turístico y la afluencia de visitantes contribuirá a alcanzar las cifras previstas.