El tráfico internacional de mercancías se ha reducido drásticamente por el coronavirus. En el caso de Canarias, el comercio exterior ha caído a cifras de hace 18 años.

Entre las causas más determinantes están la caída del consumo, de la inversión empresarial y la desaparición de los turistas.

La compraventa internacional generó en el Archipiélago 2.809,6 millones de euros hasta el 31 de agosto. Las importaciones, que sumaron 1.597,8 millones, superan a las exportaciones (1.211,8 millones).

La última vez que el comercio exterior obtuvo cifras tan bajas fue en 2002. Ni siquiera en los años más duros de la recesión se produjo una caída tan fuerte.