Un informe revela que el comercio electrónico creció en Canarias entre un 20% y un 25% durante 2020. La facturación anual llegó casi a 2.250 millones de euros. La aportación del sector al PIB de las Islas creció el año pasado un 6%.

El confinamiento, las restricciones de aforo en tiendas, los cierres y el temor al contagio han disparado las ventas online en todos los sectores.

En 2019 el comercio electrónico creció un 15%, hasta los 1.847 millones de euros.

Las compras a empresas de fuera del archipiélago también han crecido, aunque en menor medida por las tradicionales trabas aduaneras.

Las categorías más demandadas en Canarias fueron la ropa y complementos, seguido de entregas de comida, software y ordenadores.