La Consejería de Empleo del Cabildo de Gran Canaria anunció ayer su intención de implicar a las ONG, las empresas y los ayuntamientos para que los nuevos planes de empleo contemplen la reinserción laboral. Hasta ahora, los planes se reducen a la realización de contratos durante seis meses para los parados de larga duración, cuyas familias no cuentan con ningún ingreso, y de ocho meses y medio para los jóvenes.

Unos 1.300 parados de Gran Canaria han encontrado trabajo este año con los planes de empleo impulsados por el Cabildo. De ellos, 800 fueron contratados a cargo del Plan de Empleo Social dotado con 5 millones de euros.

Por su parte, el Plan de Garantía Juvenil con otros 5,1 millones de euros de presupuesto, dio empleo a cerca de 500 jóvenes.

El Cabildo va a tratar con el Gobierno de Canarias la continuidad del Plan de Garantía Juvenil, con la condición de no mantener a los jóvenes trabajando solo durante ocho meses y medio, sino que se permita que a través de empresas de inserción laboral se pueda ampliar esa relación contractual.

Las lanzaderas de empleo se desarrollarán no solo en la capital grancanaria sino también en Santa Lucía de Tirajana, moviéndose próximamente a otros municipios.