La incertidumbre por el brexit ya se ha notado este verano en Canarias, con una reducción de ingresos de los clientes británicos de casi el 7,2%, según cálculos de la Alianza para la Excelencia Turística (Exceltur).

El organismo advirtie de que el sector turístico español podría perder 1.407 millones de euros en lo que queda de año y el siguiente de producirse una salida sin acuerdo del Reino Unido de la UE el próximo 31 de octubre.

Las dudas sobre cuándo y como va a producirse la desconexión ya hicieron bajar este verano un 3% las ventas del turismo español al mercado británico.

Esta caída de las ventas ha tenido especial impacto sobre los hoteles vacacionales, con un descenso del 4,4%.

La quiebra del turoperador británico Thomas Cook, la desaceleración económica, el brexit, la competencia de los países del Mediterráneo Oriental y la situación en Cataluña, han llevado a Exceltur a revisar a la baja la previsión de crecimiento del PIB turístico para 2019 del 1,6% al 1,4%.

Pese a la disminución del 0,9% en el volumen de la demanda extranjera entre julio y agosto, los ingresos han repuntado un 3,7% por el crecimiento de los perfiles de mayor gasto. Pero la creación de empleo turístico se ha desacelerado hasta el 3,2% en septiembre, aunque sigue creciendo por encima del 2,7% del resto de la economía española.