Aunque su fecha oficial es el próximo viernes día 27, el Black Friday ya comienza a dejar ofertas y descuentos en los comercios. En los últimos años se ha ido ampliando la fecha hasta unirse prácticamente con la campaña de Navidad.

Este año será diferente. Las calles y tiendas no estarán abarrotadas de gente por culpa de la pandemia, pero es que además muchas empresas han puesto en marcha ya sus descuentos para evitar aglomeraciones. La oferta online tendrá este año una importancia mucho mayor, por el control del aforo y el temor al virus.

Los pequeños comerciantes reconocen que las ventas online pueden perjudicarles, aunque durante toda la pandemia se han esforzado por adaptarse a las circunstancias.