El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) extenderá durante al menos nueve meses más su programa inicial de compra de activos, llevándolo como mínimo hasta finales de diciembre de 2017. Hasta finales del próximo mes de marzo, el importe de compras mensual será de 80.000 millones, que se reducirán a 60.000 a partir de abril.

El BCE comprará activos por importe de al menos 540.000 millones de euros adicionales, lo que impulsará la cifra destinada a este fin desde el comienzo del programa en marzo de 2015 hasta unos 2,3 billones de euros.

Las compras se extenderán más allá de 2017 si fuera necesario o hasta que el Consejo de Gobierno aprecie un ajuste sostenido de la inflación acorde con su objetivo.

No obstante, si las perspectivas fueran menos favorables o se registraran condiciones financieras inconsistentes con el avance en un ajuste sostenido de la senda de inflación, el Consejo de Gobierno tiene previsto “incrementar el programa en términos de volumen o duración”.

Por otro lado, desde enero de 2017 el BCE ampliará el rango inferior de vencimientos de la deuda que puede adquirir bajo su programa.