Las empresas no financieras españolas aumentaron un 28,6% sus beneficios hasta septiembre, cifras que reflejan la recuperación de la actividad económica.

Según los datos de la Central de Balances Trimestral del Banco de España, las empresas han mejorado su actividad empresarial apoyadas en la recuperación económica, aunque también gracias a “una serie de gastos e ingresos atípicos”.

El resultado ordinario neto crece un 19,7%, mientras que el valor añadido bruto aumentó un 4,2% hasta septiembre.

Las pymes experimentaron una evolución más favorable que las empresas de mayor dimensión.

El director general de Economía y Estadística del Banco de España, enumeró cuatro factores que han favorecido la mejora: la fortaleza de la demanda interna, el dinamismo de las ventas al exterior, los crecimientos moderados de los costes laborales y las favorables condiciones de financiación.

Las empresas han elevado sus rentabilidades, aunque aún siguen por debajo de los niveles previos a la crisis.

Según el Banco de España, las cifras de las empresas y los ajustes realizados en los balances han mejorado la situación económica y patrimonial, lo que las sitúa en “una posición más propicia para acometer decisiones de inversión y contratación”.