El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ordenó a la Policía Local el pasado 9 de mayo que precinte el tanatorio de Vista Hermosa porque la actividad “no cumple con los requisitos exigidos” en la ley de actividades clasificadas ya que carece de título habilitante para funcionar. La prohibición se mantendrá “hasta que la actividad esté legalizada”.

La Policía Local certificó que la empresa Luitom-Samda no atendió el requerimiento que le hizo el propio Ayuntamiento el 8 de marzo, por la que se ordenó al responsable del tanatorio que paralizara la actividad, de manera voluntaria, en el plazo de 48 horas. La orden venía acompañada de una advertencia de clausura y precinto en caso de incumplimiento.