El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ordenó el martes el precinto del Centro Comercial Sotavento del Muelle deportivo, en la dársena de embarcaciones deportivas del puerto de La Luz, por incumplir las condiciones de la licencia de apertura y por motivos de seguridad.

El cierre afecta a una decena de establecimientos de ocio y restauración y a unos cien empleados, y se produce tras la inspección realizada el pasado 21 de septiembre, y después de que otro empresario del negocio nocturno presentase una denuncia contra el Bar Terraza Sotavento.

La inspección municipal pudo confirmar que se habían realizado obras ajenas a la licencia de apertura; que se habían modificado espacios de evacuación; que habían cambiado de sentido la apertura de puertas; e incluso alterado el uso de los locales de la planta baja, así como otras irregularidades que afectan a la evacuación del centro comercial.

La sociedad adjudicataria de la concesión del centro comercial está tramitando la nueva licencia de apertura, ya que está realizando obras, y estudia la presentación de alegaciones contra el precinto.

Los afectados por la decisión municipal también pueden interponer en el plazo de dos meses un recurso contencioso administrativo, y con anterioridad, en un mes, un recurso de reposición contra la decisión municipal.

El problema de seguridad en el muelle deportivo procede de la Terraza Club Sotavento, por las multitudes que acuden en festivos o fin de semana. Un empresario competidor denunció ante el Ayuntamiento y la Delegación del Gobierno las supuestas irregularidades de la terraza del muelle deportivo.