Entre enero y abril de este año, se han creado 1.280 empresas en Canarias y el número de disoluciones bajó un 10% (345). De esta manera, el saldo neto de nuevas empresas se queda en 935.

El alza de este año es el segundo consecutivo en tasa interanual. En 2014 se contabilizaron 902 frente a las 625 de 2013, el peor ejercicio de los últimos 15 años.

Las cifras, aunque van en aumento, siguen alejadas de las que se registraban, por ejemplo en 2004, cuando en cuatro meses se crearon 2.155 sociedades y se disolvieron 138, lo que arrojó un saldo neto de nuevas empresas de 2.017, un 110% más que hoy.

Marzo fue el mes más dinámico, constituyéndose 419 sociedades por las 84 que se destruyeron. La inversión destinada a estas nuevas sociedades ascendió a casi 31 millones de euros.

Además ampliaron capital 354 empresas, un 12% menos que un año antes.

Por provincias, el saldo neto de crecimiento fue superior en Las Palmas (488) que en Santa Cruz de Tenerife (447).