Desde el final del año pasado, las Islas han ido perdiendo progresivamente turistas nórdicos, hasta el punto de situarse en el mes de marzo el volumen de turistas extranjeros en el -1,6%. Sin embargo, el alza de clientes alemanes y, sobre todo británicos, ha producido un incremento del 0,8% en el primer trimestre del 2015.

En marzo, 1.101.111 visitantes foráneos vinieron al Archipiélago, 17.904 menos que un año antes. El retroceso de los nórdicos se cifra en un -14,6%, debido a la caída del petróleo y la depreciación de las coronas sueca y noruega.

Por contra, el mercado británico se incrementó un 8,1% en marzo y el alemán, un 4,8%.

Al finalizar el primer trimestre del año, 3.145.140 visitantes extranjeros llegaron a las Islas, 24.962 (0,8%) más que en el mismo periodo del año anterior.

Francia se colocó como cuarto mercado en volumen de turistas con un crecimiento del 8,6% en el tercer mes del año.