El Instituto Canario de Estadística (Istac) ha publicado los datos de licencias concedidas por los ayuntamientos en 2015, que han crecido por primera vez en cuatro años.

Las 1.444 licencias otorgadas por las corporaciones locales el pasado año se suman al alza de las licitaciones públicas, la reactivación del negocio inmobiliario, la mejora del empleo y la reapertura del crédito bancario como indicios que corroboran que la construcción comienza a moverse tras años de parálisis y destrucción de empresas y puestos de trabajo.

No obstante, los datos de permisos municipales se encuentran todavía muy lejos de los que se registraban en los momentos previos a la crisis.

El número de licencias creció en 2015 tanto para edificaciones de nueva planta como para obras de rehabilitación. En el primer caso, pasaron de 367 a 478, mientras que los permisos para trabajos de reforma crecieron desde 526 a 623.

El aumento de la cifra de permisos se produjo en 2015 en todas las islas salvo en La Gomera, donde cayó de 31 a 26.