Canarias dispone de un total de 29.931 viviendas vacacionales, 1.743 más que en el año 2015, lo que representa un crecimiento del 6,1%. La demanda de estas viviendas ascendió a 1.290.609 turistas en 2016, un 8,6% de los 14.981.113 turistas que visitaron las islas.

Estos datos se desprenden de un estudio del Consejo Canario de Turismo. En él, se explica que este incremento del 6% del alquiler vacacional es un crecimiento «razonable» por el buen momento turístico, pero no supone un cambio sustancial de las viviendas vacacionales en Canarias, que representan un 8% con respecto al total de alojamientos turísticos, dos puntos menos en comparación con el año anterior.

Los resultados del informe también permiten decir que el alquiler vacacional no está distorsionando el mercado, según los analistas.

Según datos del INE, en España está subiendo el número de turistas pero también todos los tipos de alojamiento, no sólo el alquiler vacacional.