La consejera de Servicios Sociales y Vivienda, Cristina Valido, ha alertado de que el alquiler vacacional está impidiendo al Gobierno adquirir casas para uso social.

El aumento de los precios de los alquileres y de lo que piden bancos y promotores frena la venta al Gobierno de casas que se quedaron sin vender por la crisis inmobiliaria y económica.

La consejería lleva notando este fenómeno de forma creciente durante los dos últimos años, en contraste con fechas anteriores, cuando los bancos y promotores hacían todo lo posible por colocar las casas al Gobierno.

Valido indica que la solución pasa por cambios legislativos a escala estatal respecto al alquiler vacacional.