El precio de la vivienda de alquiler en Las Palmas de Gran Canaria ha crecido un 16,1% desde fechas anteriores a la crisis económica. La capital grancanaria es la segunda ciudad en la que más ha subido, tan sólo detrás de Barcelona (+19,8%).

Solo en seis capitales españolas los precios de la vivienda en alquiler son superiores a los de antes de la crisis.

Todas las capitales españolas han dejado atrás el mínimo alcanzado tras la explosión de la burbuja inmobiliaria. Las Palmas de Gran Canaria ha recuperado un 29,6% de ese mínimo.