Un 60% de las empresas españolas incrementó su facturación en el último año, 38 puntos más que en el Barómetro anterior, según el III Barómetro Empresarial Financiero.

El barómetro indica también que el 65% de las empresas que crecen lo hacen ligeramente, entre un 0% y un 10%, y en el otro extremo sólo un 3% lo han hecho en más del 40%.

Se percibe una mejora generalizada en la situación financiera y global de las empresas.

En lo referente a la rentabilidad empresarial, se observa una leve mejora. Así, las empresas encuestadas que declaran perdidas se reducen del 21 al 13%.

Las empresas mejoran no sólo por el crecimiento de facturación, sino también por las medidas de gestión aplicadas, entre las que destacan la reducción de gastos de estructura (45%) y la mejora del precio de la compra de mercancías (en un 42% de los casos).

La presencia internacional de las empresas es una asignatura pendiente para la mayoría de las compañías, ya que el 58% de las empresas encuestadas declaran que tan solo entre el 0% y el 10% de sus ventas tienen como destino el mercado internacional.

Desde el punto de vista financiero, el 65% de las empresas declara haber accedido a financiación bancaria, una ratio muy por encima de los registros obtenidos en los dos años anteriores, gracias a la disminución de las restricciones crediticias por parte de las entidades financieras.

También han mejorado las condiciones del endeudamiento empresarial, con una mejora de los tipos de interés y de las comisiones bancarias.

La tasa de morosidad ha pasado de un 45% en el ejercicio 2012 a tan solo el 15% en 2014.

Asimismo, el 76% de las empresas declara tener un plazo de cobro inferior a los 90 días.

Las empresas encuestadas, con actividades muy variadas del sector servicios, industrial y agrario, han cambiado sus prioridades de gestión, pasando de una orientada a la reducción de costes de personal y gastos generales a otra encaminada a potenciar la actividad comercial y la innovación.