El 40,3% de los accidentes laborales en Canarias están protagonizados por empleados con menos de un año de antigüedad en su puesto.

Desde el año 2013, en que empezó una leve recuperación del empleo, los siniestros en el mundo laboral han ido creciendo a nivel estatal. Al finalizar 2015, el número ascendía a 79.957. Sin embargo, no se comporta de igual manera el Archipiélago. Mientras en España la media pasó del 3,78% al 3,86% durante el pasado año, en las Islas la tasa cayó del 4,08% al 3,99%. En lo que llevamos de 2016, el registro canario ha caído más de cuatro décimas.

La hostelería, por su gran peso en la actividad económica canaria, es el sector que mayor porcentaje de accidentes tiene, el 20,9%.

El recorte de los accidentes en las Islas puede deberse a que el comercio se encuentre entre los sectores que mejor comportamiento muestran.

La mutua de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, Asepeyo, subraya la necesidad de abordar políticas preventivas para evitar gastos a la Seguridad Social y a las empresas, sobre todo porque el incremento de los accidentes supera al crecimiento del PIB.