El 34,7% de los asalariados en España (6.304.753 personas) percibieron en 2017 unos ingresos salariales iguales o inferiores al Salario Mínimo Interprofesional, por debajo de los 7.418 euros al año. Son más de 1,1 millones de personas más que en 2007, a pesar de que el número total de asalariados se ha reducido en ese periodo en un millón, hasta los 18,3 millones.

De esos 6,3 millones de asalariados, uno de cada cinco, en torno a 3,73 millones, obtuvieron unos ingresos inferiores a la mitad del SMI, por debajo de los 2.050 euros al año, y 2,56 millones (+9,7% interanual) entre la mitad y un SMI.

Esos 6,3 millones de trabajadores con ingresos salariales inferiores al SMI aumentaron en 344.156 personas respecto al año anterior, un 5,7% más.

La mayor parte de estos trabajadores corresponde a las franjas de edad de 18 a 25 años (1,4 millones), de 26 a 35 años (1,52 millones) y de 36 a 45 años (1,43 millones). Hay más mujeres (3,3 millones) que hombres (2,9 millones).

Además, unos 2,87 millones son de nacionalidad española y alrededor de 476.130 extranjeros.

La estadística muestra un descenso en el resto de tramos salariales superiores al SMI en el mismo periodo por la caída de la población activa. En todos los casos, salvo en el tramo de 1 SMI a 1,5, el número de asalariados baja en comparación a 2007.