Según las respuestas obtenidas en el barómetro de finales de 2015, los autónomos prevén que la situación económica mejorará en 2016, pero la incertidumbre política influye en las expectativas de generación de empleo.

El 49,2% de los autónomos califica 2015 como un buen año para su negocio. El 41,5% de los autónomos considera que su negocio mejorará en 2016. Uno de cada tres autónomos (36,1%) ha contratado a lo largo de 2015 y el 34,1% tiene previsto hacerlo en 2016.

El 74,1% considera que el paro continuará descendiendo en 2016. El 32,3% ha solicitado liquidez a una entidad financiera en 2015, concediéndose a algo más de la mitad.

La morosidad afecta al 43,4% de los autónomos. Más del 40% prefieren una rebaja de IRPF y el 65,8% estaría de acuerdo en asimilar la base de cotización al rendimiento neto.