El sector del comercio acapara el 30% de los procesos concursales de Canarias en el primer trimestre del año. Las quiebras contabilizadas en las islas durante este periodo fueron un total de 29, descendiendo un 27,5% interanual.

Ocho empresas del total correspondieron a sociedades comerciales. Cuatro de estos negocios se localizaban en Las Palmas y otros cuatro en Santa Cruz de Tenrife. Seis se dedican al comercio al por mayor y las otras dos son minoristas.

En general, Las Palmas concentró un total de 15 empresas concursadas, por las 12 de Santa Cruz de Tenerife.

La mayoría de los afectados fueron micro empresas. Seis de estos casos eran de pequeños negocios que no contaban con ningún asalariado. Otras ocho quiebras afectaron a sociedades con uno o dos asalariados.

Solo se produjeron dos procedimientos concursales en empresas con entre 20 y 49 asalariados; y uno en una sociedad con entre 10 y 19 empleados.

A nivel nacional se registraron 1.648 concursos de acreedores, un 1,7% más que el mismo periodo de 2018. El 40,2% de las empresas pertenecían al sector comercio y servicios. Madrid y Cataluña concentran el 47,1% de concursos.