El 26,9% de los negocios isleños, concretamente 3.830, modificaron sus condiciones de trabajo durante el año 2014, 979 negocios más que en 2013.

El Archipiélago supera el 24,3% del conjunto del país, donde descendió el indicador respecto al 27% registrado en 2013.

Entre esas medidas se incluyen la modificación sustancial de las condiciones de trabajo (salario, jornada u horario), la movilidad funcional o geográfica, la suspensión temporal del contrato o la reducción de jornada, y los cambios de contrato por distinto tipo de jornada.

El 13,8% de las empresas isleñas transformó contratos a tiempo parcial por otros a tiempo completo. Otro 11% modificó la jornada laboral.

En cuanto a los sueldos, el 4,7% de las empresas canarias tocó el sistema de remuneración y la cuantía salarial, y en concreto el 4,6% revisó la remuneración de sus trabajadores para dejarla por debajo de lo inicialmente acordado.

El 2,8% de las sociedades adoptó medidas de movilidad funcional y el 2,3% de movilidad geográfica.

El 28,3% despidió trabajadores, el 10% redujo costes no laborales, el 9,7% redujo inversiones y el 12% recortó el volumen de trabajadores con contrato temporal.

El 48,9% (50,6% en toda España)  no aplicó medidas de flexibilidad interna ni de ajuste.