31.443 empresas de Canarias, el 20% de todos los negocios de las Islas, afrontan a partir de abril la devolución de los préstamos ICO por valor de 4.864 millones de euros.

A final de marzo termina la prórroga que se había establecido, que pasaba de 12 a 24 meses para empezar a devolver las cuotas. Si el Gobierno no la amplía, muchas empresas tendrán que afrontar este desembolso sumidas aún en una grave crisis.

El 90% de estos negocios son autónomos o micropymes.

Desde ATA se pide una nueva moratoria o, de lo contrario, no se podrá pagar.