Las empresas y representantes institucionales de EE UU que visitaron estos días Gran Canaria y Tenerife se sorprendieron por las ventajas competitivas que ofrece Canarias para las sociedades con intereses en Europa y África.

La mayoría de estas empresas norteamericanas pertenecen al sector de las energías aunque también las hay de desarrollo de infraestructuras y todas tienen intereses en África.

En una presentación de las cuatro multinacionales que han hecho del Puerto de La Luz su base para operar en África, los directivos resaltaron las ventajas de estar en un territorio de la Unión Europea, con seguridad jurídica, a pocos kilómetros del continente, buen clima, buenos servicios sociales y con un puerto, el de Las Palmas, con amplias conexiones marítimas y aéreas que permiten estar o enviar material a África en un escaso margen de tiempo.

Tras esta exposición, una de las empresarias norteamericanas indicó su intención de montar en el puerto de Las Palmas un almacén para el material que envían a África. Según indicó, cada proyecto que desarrolla su empresa supone una inversión de entre 1 y 5 millones de dólares.

El presidente del Puerto, Luis Ibarra, animó a tomar decisiones rápidas dadas las limitaciones de suelo que tiene el espacio portuario.