Canarias está a la cola del Estado en franquicias. Las dificultades de las aduanas, las trabas administrativas y el transporte frena un negocio que está en expansión en todo el mundo. Actualmente operan en las Islas 11 centrales franquiciadoras con 192 locales y 464 empleos. En 2015 facturaron 29 millones de euros.

El sistema de franquicias español está compuesto a día de hoy por un total de 1.232 centrales franquiciadoras. En total tienen 65.810 locales y emplean a 253.913 personas. Su facturación el pasado año ascendió a 24.482 millones de euros.

La franquicia tiene grandes dificultades para entrar en Canarias. En la mayoría de los casos optan por la figura del master franquiciado (da derecho a abrir y operar los establecimientos de esa región). Canarias cerró el pasado año como la segunda región con menos centrales franquiciadoras a pesar de ser un territorio con gran potencial y atractivo para las franquicias por su potente sector turístico. Sólo Ceuta se situó por debajo.