Durante la mañana de hoy, el Gobierno lleva al Congreso la votación del decreto ley que liberalizará el sector de la estiba, suprimiendo la obligación de pertenecer a la Sociedad Anónima de Gestión de Estibadores Portuarios (Sagep) para poder contratar a estos trabajadores.

El Gobierno ofreció ayer a los estibadores, en vísperas del trámite, prejubilaciones voluntarias con el 70% del salario.

Dichas ayudas consistirán en un subsidio equivalente al 70% del promedio de las percepciones salariales por todos los conceptos correspondientes a los seis meses anteriores a la baja, y podrán optar a ellas los estibadores a los que les resten 60 meses o menos para acceder a la jubilación ordinaria, 55 años en este caso.

El ministro de Fomento acudió ayer a una reunión entre los asesores jurídicos del sector y la patronal Anesco con la propuesta de un acuerdo para el mantenimiento del empleo y la mejora de la productividad.

El acuerdo garantizaría el mantenimiento del 100% del empleo.

El ministro destacó que las ayudas que el Gobierno está dispuesto a conceder son las «máximas» de procesos de reconversión de un sector de estas características, aunque no ha concretado el importe.

Además de las ayudas, el acuerdo prevé que los trabajadores de las actuales sociedades anónimas de gestión de estibadores portuarios (Sagep) serán subrogados por las empresas y sus condiciones laborales, así como de los estibadores de las nuevas empleadoras se determinarán en convenio colectivo sectorial de ámbito estatal.

La dirección, organización y control de la actividad laboral de los trabajadores corresponderá a la empresa estibadora.