El Gobierno de Canarias trabaja desde ayer con el Estado para desbloquear el comercio electrónico en Canarias. La propuesta más destacada es la posibilidad de elevar de 22 a 150 euros el máximo exento de trámites aduaneros.

Las últimas medidas adoptadas en 2014, como el autodespacho, han resultado insuficientes. Actualmente, Canarias está muy lejos del mercado único digital por culpa de los complicados trámites aduaneros.

Por este motivo, el presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, mantuvo ayer un encuentro con el delegado del Gobierno en Canarias, y con una amplia representación de la AEAT, Aduanas, consumidores, comerciantes y empresarios, que también sufren en sus exportaciones el problema de las aduanas.

Durante el encuentro se expusieron dos medidas sobre las que se trabajará a partir de ahora. Por un lado, elevar de 22 a 150 euros el máximo exento de despacho y tributo (IGIC), lo que solucionaría los problemas que sufren el 70% de las operaciones de e-commerce de Canarias. Por otro, simplificar aún más el autodespacho.

Para conseguir el primer objetivo hay que afrontar cambios normativos, algo bastante complicado.

En cuanto al autodespacho, se reconoce que debe ser más sencillo e intuitivo para que cualquier persona pueda hacerlo.

Cecapyme, presente

El encuentro de ayer con el presidente Clavijo contó con la presencia de Cecapyme entre la amplia representación empresarial.

Cecapyme apoya la simplificación de los trámites así como el aumento del importe exento. Las pequeñas y medianas empresas representadas por Cecapyme, sufren en sus carnes la complicación de estos trámites, tanto en sus exportaciones como desde de la condición de consumidores.