La consejera de Hacienda del Gobierno canario, Rosa Dávila, no cree que Cristóbal Montoro de marcha atrás a la hora de otorgar condiciones ventajosas en la financiación a Canarias, después de que la Comisión Europea pidiera ayer a España un ajuste fiscal de más de 8.000 millones entre 2016 y 2017.

El ministro de Hacienda dijo en abril que ofrecería estas condiciones «ventajosas» a las comunidades que han cumplido con el déficit estipulado, País Vasco, Galicia y Canarias.

Desde entonces, Rosa Dávila espera a que se concreten esas condiciones en una reunión que mantendrá el presidente, Fernando Clavijo, con Montoro.

Por medio se ha cruzado la Comisión Europea, que este miércoles volvió a exigir a España un ajuste fiscal de 8.000 millones y una sanción de 2.000 millones por incumplir el objetivo del déficit.

Dávila dijo que esto no debería afectar al compromiso de Montoro. «Canarias está reconocida como una de las comunidades cumplidoras y no nos sentimos concernidos por el ajuste que pide Bruselas», explicó la consejera.