El Gobierno autonómico aplicará una deducción en el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF) de forma progresiva a personas procedentes de familias con rentas bajas que realizan estudios superiores o que tienen hijos cursando estudios superiores fuera del Archipiélago o fuera de su isla de residencia.

Además, se crearán incentivos fiscales a las empresas que contraten trabajadores residentes en Canarias con calificación universitaria y superior.

Las fórmulas para ello son bonificaciones en las cuotas de la Seguridad Social o deducciones en las bases imponibles del Impuesto de Sociedades.

Otra propuesta del nuevo Gobierno canario incluye programas específicos públicos de apoyo a empresas que deseen desarrollar acciones de formación continua para sus empleados.

También se apostará por los grandes centros de investigación y los proyectos de colaboración público-privada sobre economía del conocimiento, y se protegerá el I+D.