Durante los tres primeros meses del año, los extranjeros residentes en Canarias cerraron operaciones de compraventa de viviendas por 265 millones de euros, según las estadísticas del Ministerio de Fomento. Estas cifras suponen la suma más alta en un primer trimestre desde 2007.

En el trimestre inicial de 2007, los extranjeros residentes invirtieron en vivienda 290 millones de euros. Ese año estallaría la crisis y esos 290 millones se redujeron a 207 en el primer trimestre de 2008, a menos de 100 en el mismo período de 2009 y a 125 un año después. En 2011, 2012 y 2013, no superaron los 160 millones, y en 2014 y el año pasado sumaron alrededor de 210 millones.

Los extranjeros cierran operaciones de compraventa de mayor importe en la provincia de Santa Cruz de Tenerife que en la de Las Palmas, tanto este año como los anteriores. De los 265 millones del primer trimestre de este año, 159,3 corresponden a compraventas de la provincia occidental, mientras que solamente 105,7 millones corresponden a transacciones ejecutadas en la oriental.

El número total de compraventas de pisos y casas, al margen del origen de los titulares de las operaciones, es de 5.186 transacciones del primer trimestre. En este caso corresponde la mayor parte de las compraventas a la provincia de Las Palmas, un total de 2.642. Las 2.544 restantes corresponden a Santa Cruz de Tenerife.