Pese a la mejora de los últimos ejercicios, la crisis económica ha consolidado la brecha de género en el mercado laboral de Canarias.

El paro registrado ha crecido algo más de un 16% en los últimos ocho años, con mucha mayor intensidad entre las mujeres (22,6%) que entre los hombres (6,4%).

En diciembre de 2008 había 101.225 mujeres en desempleo y 98.664 hombres, mientras que en el mismo mes de 2016 el paro femenino afectaba a 124.168 personas y el masculino a 105.065.

El desempleo entre las mujeres ha crecido más en la provincia de Santa Cruz de Tenerife, donde a finales de 2008 era inferior en unas mil personas al de los hombres y ahora lo supera en más de 7.000. Sin embargo, hay más mujeres en paro en la provincia de Las Palmas, aunque también más desempleo registrado en total.

La afiliación femenina ha progresado entre enero de 2009 y noviembre de 2016, mientras que la masculina ha descendido ligeramente, pese a que continúa siendo superior (400.000 frente a 349.000 en el penúltimo mes del año pasado).