El turismo procedente de la península creció un 17% el pasado mes de julio en Gran Canaria, frente al descenso del 4,4% en la llegada de visitantes extranjeros.

Según la última encuesta del Instituto Canario de Estadística (Istac), Gran Canaria recibió a 72.300 turistas nacionales en julio, 10.550 más con respecto al mismo mes de 2017.

Por su parte, el mercado alemán aumentó un 3,9% en julio, al recibir a 74.900 turistas, 2.900 más que en el mismo periodo del año anterior. El turismo nórdico descendió un 6,5% y el británico un 8%.

Durante los siete primeros meses del año, Gran Canaria recibió 2,5 millones de turistas, un ligero aumento del 0,2% y 6.500 visitantes más que en 2017.

El Archipiélago perdió 174.600 turistas en el acumulado del año, un 1,9%.