Los puertos del Estado en la provincia de Las Palmas movieron durante el primer semestre del año 10,54 millones de toneladas de mercancías, un millón más que en el mismo período de 2014, lo que supone un crecimiento del 10,18 %, según cifras publicadas ayer por su Autoridad Portuaria.

El movimiento de graneles líquidos creció un 40,51%, hasta sumar 3,20 millones de toneladas, mientras que los graneles sólidos retrocedieron un 6,52%, quedándose en 243.929 toneladas.

En cuanto al tráfico de contenedores, se registró un descenso del 8,32% si se contabiliza en TEUs (unidades de contenedor estándar), con 453.171 unidades. En cambio, crecieron las operaciones de avituallamiento a buques un 21,34% (1,31 millones de toneladas), gracias al incremento del volumen de combustible suministrado.

En cuanto a la pesca, las descargas de pesca fresca apenas variaron (+0,71%), pero el tráfico de mercancía congelada aumentó un 18,74%, hasta las 113.407 toneladas.

El incremento del movimiento de mercancías se debe a la mejoría de consumo en el Archipiélago.