Todos los partidos políticos tienen la lucha contra el paro como prioridad en sus programas para las elecciones del 26 de junio.

Coinciden en el objetivo pero la manera de conseguirlo es muy dispar. El PP defiende su gestión y presenta como aval el descenso del paro desde que llegó al poder en 2011. Se marcan el compromiso de crear medio millón de empleos al año siguiendo las líneas de actuación que han llevado hasta ahora.

El PSOE considera indispensable derogar la reforma laboral del PP para crear empleo de calidad, mientras que Unidos Podemos promete derogar también la anterior reforma socialista para volver a la indemnización por despido de 45 días por año trabajado. Ciudadanos, por su parte, apuesta por establecer un contrato único estable y definido.

De los pactos que se alcancen para gobernar dependerán las medidas que se apliquen finalmente.

Pymes y autónomos

Los partidos prestan especial atención a las pymes y autónomos. El PP propone flexibilizar el régimen de aplazamientos en las cotizaciones e impulsar una nueva regulación del régimen de trabajadores autónomos.

El PSOE recoge que el pago de la cuota de autónomos sea trimestral y acercar la cotización a los ingresos reales, además de potenciar el comercio electrónico en las pymes. Unidos Podemos apuesta por reforzar el apoyo a la pequeña empresa con una banca pública y que las cuotas de los autónomos sean progresivas según el rendimiento. Ciudadanos propone sustituir la cuota fija de los autónomos por un pago según beneficio y que la tributación de las pymes baje del 25 al 20%.