La Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) ha instado al Gobierno canario a eliminar de la regulación del alquiler vacacional las restricciones a la libre competencia, entre ellas, la prohibición de la actividad en suelo turístico.

La Comisión considera que la normativa obstaculiza la competencia efectiva en el mercado.

La CNMC cuestiona que se excluyan del ámbito de aplicación del reglamento aquellas viviendas situadas en suelos, zonas y urbanizaciones turísticas, que son zona habitual de localización de las viviendas vacacionales ofertadas antes de la entrada en vigor de la norma.

Además considera que la prohibición del alquiler por estancias o habitaciones es «contrario al derecho del empresario de organizar su actividad y de los ciudadanos de disponer de sus bienes sin restricciones injustificadas».

La Comisión explica que este paso previo busca evitar un recurso contencioso-administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de Canarias, en el caso de que el Gobierno de Canarias no modifique o anule estas restricciones.