La huelga de la estiba comienza hoy a las 09.00 horas con la paralización de las terminales y durante todas las horas impares hasta las 08.00 horas de mañana martes.

Aunque la Autoridad Portuaria no prevé importantes incidencias por su confianza en que se respeten los servicios mínimos, los empresarios muestran su preocupación por retrasos en la entrega de la mercancía.

Los portuarios garantizan la entrada del 100% de la mercancía que tenga relación con la atención sanitaria y los suministros especiales en los territorios insulares, así como los productos perecederos o peligrosos. Otro de los servicios que el Ministerio de Fomento establece como prioritario es el tráfico de pasajeros.

Estas medidas no tranquilizan a los empresarios, que apuntan que Canarias, para recibir mercancía, depende casi exclusivamente de la navegación marítima.

El sindicato de la Coordinadora tiene previsto dar una rueda de prensa a las 12.00 horas de hoy en Santa Cruz de Tenerife para valorar las primeras horas de la huelga y explicar la situación de la negociación con la patronal.

A expensas de lo que ocurra en próximas reuniones, los paros se repetirán el miércoles y el viernes.