A partir de hoy se puede presentar la declaración de la Renta por internet o teléfono así como confirmar el borrador.

Los canarios podrán beneficiarse este año de varias deducciones gracias a la reforma fiscal del Gobierno de Canarias incluida en los Presupuestos Regionales de 2018.

Según el Ejecutivo regional, el 93% de los contribuyentes isleños podrá disfrutar de alguna de las nuevas desgravaciones, que reducirán la recaudación autonómica en unos 80 millones de euros en beneficio de las familias.

Entre otras deducciones, se podrá desgravar este año en el IRPF los gastos médicos, hasta un 10% en gastos y honorarios profesionales de médicos o sanitarios, excepto los farmacéuticos, incluyendo dentistas y oculistas así como ginecólogos, entre otros. También se incluye el gasto en gafas y lentillas. Esta desgravación no tiene límite de renta, por lo que se prevé que más de 518.000 canarios podrán beneficiarse de ella. Es necesario presentar la factura y el justificante de pago.

Otra novedad es la deducción de los gastos escolares hasta un máximo de cien euros, que incluye la compra de material escolar, libros de texto, transporte y uniformes escolares, comedores escolares y refuerzo educativo. Entran aquí la educación infantil, la primaria, la enseñanza secundaria obligatoria, el bachillerato y la formación profesional de grado medio. También hay que presentar las facturas. Para poder acogerse a esta deducción sí que existe un tope de renta y solo podrán acogerse aquellas que no superen los 39.000 euros, en el caso de las declaraciones a nivel individual, y de 52.000 euros si son conjuntas. Se estima que casi 350.000 canarios podrán beneficiarse de esta deducción.

La deducción de guarderías sube este año al 15% hasta un máximo de 400 euros anuales por niño, incluidas las familias de acogida con niños menores de tres años. La renta máxima es de 39.000 euros en la declaración individual y 52.000 en la conjunta. Las familias monoparentales con hijos menores de edad o mayores con discapacidad podrán deducir 100 euros siempre que su renta no supere los 39.000 euros.

Las familias con personas con discapacidad igual o superior al 65% o dependientes tendrán derecho a deducir 500 euros. Aumenta además al 10% la deducción de la factura de la obras de adaptación de viviendas a la discapacidad y se establece otra, también del 10%, en proyectos de eficiencia energética de las viviendas habituales.