El primer día de rebajas, unido a los cambios de reyes, registró una elevada afluencia de público, incluso con colas en la puerta de algunos locales antes de que abrieran.

En algunos establecimientos se superaron las previsiones. Grandes y pequeños comerciantes se mostraban satisfechos por la buena marcha de la jornada. El secretario general de Asodiscan lo calificó como «el mejor arranque de los últimos años».

En estas rebajas continúa descendiendo el número de personas que acuden a devolver regalos por dinero, además de aumentar las ventas. Se prevé un alza del 7% este año.

La confección, tanto de caballero, como mujer y juvenil, así como el calzado fueron las estrellas de las rebajas. También todo lo vinculado al deporte y las nuevas tecnologías.

Las facilidades de financiación, con crédito a plazos y sin intereses, explican parte del tirón.