El presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, advirtió ayer de que los fondos de la Unión Europea para las Regiones Ultraperiféricas a partir de 2020 “están en peligro”, y reclamó unidad a los agentes económicos, políticos y sociales del Archipiélago.

El presidente advirtió de que la sociedad canaria y sus instituciones confían en que las especificidades como región ultraperiférica “no se van a tocar”. Por eso insistió en que los 3.800 millones de euros que recibirán las islas en el periodo presupuestario 2014-2020 están en peligro a partir de esa fecha, cuando el presupuesto mermará entre un 7 y un 10% por la salida del Reino Unido de la UE.

Las nueve RUP, que representan el 0,9% de la población europea y el 2,3% de su superficie, recibirán a lo largo del periodo presupuestario de 2014 a 2020 unos 13.300 millones de euros, de los cuales 3.800 millones son para Canarias.

Esos fondos están amenazados por la tendencia centralizadora de la Unión tras la salida del Reino Unido. Por eso son vitales los pasos que se están dando para que Europa garantice un trato diferenciado, como se recoge el Tratado de la UE.

En el proyecto de dictamen aprobado por unanimidad por la Comisión Europea en diciembre, la UE reconoce la riqueza de los ecosistemas de las rup y su potencial.

Ese dictamen debe permitir una financiación específica para proyectos de desarrollo y una modulación de las políticas para garantizar la igualdad de oportunidades, la competitividad y la proyección exterior de las rup.

También garantiza que cualquier tratado que negocie la UE con terceros países tenga en cuenta su repercusión en las regiones ultraperiféricas.

Para alcanzar los objetivos es vital mantener la unidad social y política en Canarias, pero también la unidad entre todas las rup, que es lo que hasta ahora ha permitido “negociar con solvencia” ante la Unión Europea y los estados, subrayó el presidente del Gobierno regional.