El presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, se comprometió ayer con la Federación de Exportadores de Productos Hortofrutícolas de Las Palmas (Fedex) y la Asociación de Cosecheros y Exportadores de Tomate de Santa Cruz de Tenerife (Aceto), a negociar con el Ejecutivo estatal el blindaje de la compensación al transporte en el Régimen Económico y Fiscal (REF).

Fedex y Aceto pidieron subir la compensación desde el 50% al 100% para equiparar las condiciones del sector canario con el peninsular y paliar los efectos de la insularidad y Región Ultraperiférica.

El presidente canario coincidió con Fedex y Aceto en la necesidad de competir en igualdad de condiciones mediante ayudas fijas incluidas en el REF.

El Gobierno autonómico prevé concluir a finales de año el nuevo plan estratégico para el tomate. A la espera del abono de 10,6 millones de euros del Programa de opciones específicas por la lejanía y la insularidad (Posei) correspondiente a 2011, las ayudas comunitarias aumentan de 7.700 a 11.000 euros por hectárea para el periodo 2016-2017, aunque el sector demanda una subvención de 14.000 euros en el nuevo plan estratégico.

La campaña 2015-2016 se cerró con un descenso del 4,6% hasta la exportación de 61.750,9 toneladas de tomates y 23.150,3 de pepinos. El retroceso del sector se atribuye a la llegada de plagas, el aumento de los costes de producción, el mantenimiento de los precios de venta o la competencia de terceros países.