El presidente del Gobierno, Fernando Clavijo, admitió ayer introducir la proporción del número de parados de larga duración de cada isla como factor en la fórmula que él mismo propuso para repartir los 160 millones del Impuesto sobre el Tráfico de Empresas. Los sindicatos UGT y CCOO han convencido al presidente del Gobierno autonómico de que aplicar la triple paridad no era adecuado.

A pesar de ello, no se ha descartado la triple paridad, aunque Clavijo habló esta vez de compensar la doble insularidad. También escuchará más opciones.

Clavijo aceptó la propuesta de UGT de crear una comisión de seguimiento entre patronales y sindicatos para controlar si se producen los efectos deseados al repartir el ITE e impedir prácticas no deseables.

Se está a la espera de la reunión que deban tener los dos gobiernos para hablar del ITE.