CEOE-Tenerife concluye, tras evaluar el cumplimiento del Plan de Desarrollo Empresarial Canario propuesto en 2006 a las administraciones de la región, que se han perdido diez años en la economía del Archipiélago.

Los empresarios atribuyen este retroceso a la crisis económica. La patronal propuso en aquel entonces una serie de objetivos para diferentes indicadores económicos. Diez años después, la mayoría de esos registros están por debajo de lo esperado.

El análisis de la CEOE alerta de la fragilidad de algunas de las mejoras alcanzadas en los últimos años. Opinan que no se debe a una economía diversificada y competitiva, sino a las medidas de estímulo y condicionantes externos.

Los aeropuertos canarios registraron el año pasado nueve millones de pasajeros menos de los que esperaba la patronal. El déficit de tráfico de mercancías en los puertos respecto al objetivo es de 93 millones de toneladas. En energías renovables existe un progreso muy lento. En cuanto al I+D+i, la desviación del objetivo es generalizada.