Cecapyme advierte que la operación de venta parcial de Aena dejará a Canarias sin posibilidades de control de la gestión de los aeropuertos canarios, dado que el procedimiento elegido por el Gobierno nacional para la salida a bolsa de la compañía ha imposibilitado la participación directa de capital canario.

Para Cecapyme, la correcta gestión de los aeropuertos de las Islas es mucho más que una necesidad para el desarrollo de nuestra economía vinculada al turismo, ya que de la correcta operativa de los mismos y de la calidad de su servicio dependen muchos otros sectores que necesitan de la conectividad para un verdadero desarrollo de futuro.

A Cecapyme le ha preocupado que en el minuto uno de esta OPV se hayan quedado fuera capitales que representaban los intereses nacionales, por lo que la configuración del nuevo consejo de administración de AENA no sólo tiene como ausente a Canarias, sino que tiene como ausente a España. Y a Cecapyme le preocupa también nuevas operaciones de venta que podrían sucederse en el futuro, movidas por la necesidad de hacer caja y ante el alto recorrido de valor que han cogido las participaciones tras su primer día en la Bolsa.

En opinión de Cecapyme, otro tipo de proceso de privatización hubiera salvaguardado las sensibilidades y las necesidades de los diferentes territorios, lo cual hubiera garantizado que de cara a los movimientos de futuro de la compañía, no sólo se valore la rentabilidad de las actuaciones, sino que de manera paralela exista un perfecto equilibrio entre la gestión rentable y la necesidad ineludible del servicio aeroportuario, al menos para Canarias. Según la patronal empresarial, para que exista este equilibrio en un consejo de administración tiene que existir capital que garantice las peculiaridades y necesidades de Canarias, por razones de su lejanía e insularidad; y no sólo en sus condiciones actuales, sino también en las condiciones que depare el futuro.