La lucha interna en CC OO entre las bases y Madrid ha forzado la marcha de delegados y afiliados, que han creado una nueva organización: Sindicalistas de base.

Las imposiciones de Madrid han acabado rompiendo el sindicato CC OO en Canarias. Un grupo de más de 400 delegados se han marchado porque la confederal ha seguido actuando desde la imposición, con la apertura de expedientes sancionadores a quienes se opusieron al convenio firmado.

Francisco Javier Velasco, uno de los delegados fugado de CC OO y fundador de Sindicalistas de Base, explica que «es una situación deshonrosa a nivel sindical que no se permita la democracia interna ni las voces discrepantes. Con el nuevo sindicato queremos una herramienta de verdad para los trabajadores».

Las previsiones apuntan a que Sindicalistas de Base consiga 1.500 delegados y 3.500 afiliados a corto plazo.