El Gobierno de Canarias ha relegado al último lugar a las Cámaras de Comercio de las islas en el reparto de fondos europeos.

La cámara de comercio de Gran Canaria es una de las entidades más activas de toda España y que mejor cifras registra en el asesoramiento a emprendedores y apoyo a la creación de nuevas empresas. Sin embargo, en el reparto de fondos europeos para fomentar la emprendeduría es, junto a la cámara de Santa Cruz de Tenerife, la más castigada.

Con el último reparto de fondos europeos realizado por la Consejería de Economía del Gobierno de Canarias, la subvención media que recibirán entre 2017 y 2018 las cámaras canarias por cada usuario que atiendan será de 23,95 euros.

Las cámaras en total reciben 450,9 millones, pero dirigidos a 18.827 usuarios.

Representantes políticos de Nueva Canarias (NC) y el Partido Popular (PP), expresaron ayer su rechazo al anteproyecto de ley del Gobierno de Canarias por no contemplar una línea de ayuda directa que garantice la supervivencia de las cámaras de comercio canarias.